Yan Gomes disfruta su repunte al bate con los Indios este año


CLEVELAND - Yan Gomes se le hizo difícil resistir la tentación de implementar cambios el año pasad¬o cuando pasaba por una mala racha. El receptor brasileño de los Indios le hizo ajustes a su swing varias veces y cambió su mentalidad en la caja de bateo. ¿El resultado? Su campaña fue de mal en peor.
"Si contara todas las veces que hice ajustes el año pasado, me volvería loco", dijo Gomes entre risas. "Probablemente sea por eso que tengo canas en la barba".
Gomes puede hacer bromas al respecto ahora porque, al parecer, la pesadilla ha terminado. En sus primeros nueve compromisos de esta temporada, Gomes parecía seguir hundido en el bache que empañó su campaña del 2016. Pero en esta ocasión, no le hizo cambios a su swing ni trató de adoptar una nueva actitud al momento de batear, sino que se convenció de que simplemente se trataba de una mala racha. Dicha confianza le ha dado buenos resultados.
En el último mes, Gomes ha recuperado su nivel para una vez más ser mencionado entre la crema de la receptoría de Grandes Ligas. No ha aflojado a la defensa - ha atrapado al 55% de los corredores que han intentado robarle bases, la mejor cifra entre los cátchers de Grandes Ligas - y ha despertado con el madero. En sus últimos 24 partidos, batea .333 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .997, luego de comenzar la campaña de 30-2.
"Creo que [la mala racha] lo estaba comenzando a afectar un poco", dijo el manager Terry Francona acerca de Gomes. "Creo que hasta conversó con sí mismo y se nota que su actitud fue 'Bueno, si no voy a conectar hits, nadie se va a robar una base'. Y luego, con el trabajo fuerte a la ofensiva, ha vuelto a ser el que conocíamos".
Gomes llegó a la acción del viernes bateando .253 con ocho dobles, cuatro jonrones, 12 remolcadas y 13 carreras anotadas y es uno de apenas ocho receptores de Grandes Ligas con WAR (victorias por encima del reemplazo) de 1.0 o mejor, según FanGraphs. El oriundo de Sao Paulo también ha demostrado más disciplina al bate esta temporada, ya que su porcentaje de bases por bola es de 8.8. (Su cifra de por vida en ese sentido es de 4.7).
En cuanto a la defensa se refiere, Gomes ha atrapado a 12 de los 22 corredores que han intentado robarle base. Colectivamente, los receptores de los Indios -- incluyendo al boricua Roberto Pérez -- encabezan la Gran Carpa con un 54% de éxito a la hora de atrapar a corredores y han permitido apenas 13 estafadas, la menor cantidad de Grandes Ligas.
"Eso es una bendición para nosotros", dijo Francona. "Son muy buenos y dan la impresión de hacer sus mejores tiros cuando la situación lo requiere".
El desempeño de Gomes últimamente se asemeja más a lo que la Tribu imaginaba cuando le dio al brasileño una extensión de contrato de seis años con opciones del equipo para el 2020 y el 2021. En el 2014, cuando el receptor firmó dicho acuerdo, ganó un Bate de Plata.
El año pasado, debido a las malas rachas y las lesiones, Gomes bateó apenas .167 con OPS de .527 en 74 juegos. El veterano está feliz de que aquella experiencia desgastante sea cosa del pasado.
"La confianza nunca se esfumó", dijo Gomes. "Creo que es cuestión que mantenerte saludable y seguir trabajando para que no trates de esforzarte de más. Creo que una vez que las cosas empiezan a ir bien, quieres seguir con ese impulso".
El Cerrador C. A. 2012-2017 © Todos los derechos reservados | ElCerradorVE@hotmail.com. Con la tecnología de Blogger.