Nomar Mazara: "Sólo necesito creer en mí mismo y ver qué sucede"


SURPRISE, Arizona -- Josh Hamilton bateó para .292 con 19 jonrones y 47 remolcadas como novato de los Rojos en el 2007. Luego de ser canjeado a los Rangers en el 2008, su promedió aumentó a .304 con 32 cuadrangulares y 130 carreras impulsadas.
"Lo que todos etiquetan como el bajón del segundo año… yo no lo creo", expresó Hamilton. "Sólo depende de la preparación de los jugadores y cómo se preparan para la temporada".
Ese es el reto que enfrentará el jardinero dominicano Nomar Mazara, según se prepara para su segunda temporada en Grandes Ligas. A menudo el segundo año puede ser el más difícil para un jugador joven, y además puede revelar mucho sobre él.
"Puede ser porque todo el mundo sabe quién eres, cómo eres y dónde están tus debilidades", mencionó el antesalista de los Rangers, el dominicano Adrián Beltré. "Uno mantiene la misma mentalidad, pero aun así tienes que tener una idea y seguir mejorado. Definitivamente, es un reto en el segundo año, pero no creo que Nomar deba pensar mucho al respecto. Él es bien maduro para su edad y eso lo ayudará a superar el bajón del segundo año o como lo quieras llamar".
Mazara tomó a la Liga Americana por sorpresa cuando realizó su debut el 10 de abril con tan sólo 20 años de edad. En sus primeros 53 partidos en las Mayores, el oriundo de Santo Domingo bateó para .324 con 20 jonrones, 28 remolcadas y slugging de .495. Pero en los últimos 82 partidos, su promedio fue de .228 con 10 cuadrangulares, 36 carreras impulsadas y slugging de .369.
La liga comenzó a adaptarse a él y Mazara empezó a desgastarse física y mentalmente a la vez que experimentaba la carga de 162 juegos por primera vez.
"Sí… los primeros meses, no me conocían y sólo trataban de hacerme out", mencionó Mazara. "Luego de que empezaron a ver los videos, comenzaron a realizar ajustes y a sacarme de balance".
Mazara comenzó a tirarles a los lanzamientos dudosos, en lugar de ser lo suficientemente paciente para esperar por algo que pudiera batear lejos.
"Sólo necesito creer en mí mismo y ver qué sucede", comentó Mazara. "A inicios del año, estaba calmado y paciente y confiaba en mi habilidad. Tengo que hacer eso".
Ese es el reto final para un jugador joven. Los buenos no permiten que los turnos malos o que los bajones ocasionales los impacten, porque confían en sus habilidades.
"Para la mayoría de los jugadores, realizar ajustes puede ser un desafío", expresó el manager de los Rangers, Jeff Banister. "Pero cuando hablas de los instintos del juego, creo que Nomar está bastante adelantado. Eso no significa que el proceso no sea aún más desafiante. El juego les presenta retos a los mejores".
Banister también vio la parte física. El capataz de la novena de Texas dijo que la velocidad de Mazara respecto a atrapar elevados en los jardines fue decayendo según transcurrió la campaña.
"Sé que hubo una disminución, y no todo fue simplemente físico", indicó Banister. "También hubo fatiga mental".
Mazara declaró que admiraba la forma en la que su compatriota Beltré, 16 años mayor que él, es capaz de mantenerse física y mentalmente fuerte durante la temporada completa. El veterano registró promedio de .323 luego del receso del Juego de Estrellas en el 2016, y su slugging de .617 fue el cuarto mejor clasificado del Joven Circuito durante ese trecho.
"Quiero ser como Adrián", recalcó Mazara. "Yo lo miro y veo la forma en la que entrena y se cuida. Tiene 37 años de edad. Si puede entrenar así, ¿por qué yo no puedo hacer lo mismo? Por eso él es como es".
El Cerrador C. A. 2012-2017 © Todos los derechos reservados | ElCerradorVE@hotmail.com. Con la tecnología de Blogger.